Categorías Impulso Empresa

Most Popular

La casa Agency analiza las mayores preocupaciones de los arrendadores en España

/COMUNICAE/

La mayoría de los clientes que deciden escoger una agencia inmobiliaria lo hacen para liberarse de muchas de las preocupaciones de la gestión. El impago de la renta, las políticas intervencionistas o una alta tasa de rotación de inquilinos son las principales preocupaciones hoy en día

El mercado del alquiler sigue en auge y con ello crecen las preocupaciones entre los arrendadores a la hora de elegir un buen inquilino que no genere pérdidas y sobrecostes dentro de la vivienda alquilada. Escoger un buen inquilino es el objetivo principal de todo arrendador para evitar un incremento de las preocupaciones en los siguientes meses y años con la vivienda.

Según los datos de La Casa Agency (www.lacasa.com), 3 de cada 5 arrendadores ha experimentado un alto nivel de estrés durante el tiempo que ha alquilado su vivienda a un inquilino. Esto provoca que la mayoría de estos propietarios acaben decidiendo vender la casa para evitar estas preocupaciones en el futuro.

Y es que la primera preocupación de un propietario que decide poner en alquiler su vivienda es la buena elección del inquilino. Se trata del primer motivo por el que se apuesta por una agencia inmobiliaria que sea capaz de generar perfiles de inquilinos de confianza.

«La mayoría de los dueños que llegan a nuestra agencia aún están pagando la hipoteca por lo que tienen muchas responsabilidades sobre sus hombros a la que se le suma la gestión con un inquilino. Un impago o un sobrecoge en la vivienda puede ser determinante en su situación financiera personal», explican desde La Casa Agency.

Aunque son muchas las preocupaciones de los arrendadores, según los últimos datos recopilados por la red inmobiliaria, son 5 los principales que a día de hoy pueden llegar a quitar el sueño:

El impago de la renta: Se trata de la primera preocupación de todo propietario de vivienda. Verse obligados a tener que lidiar de forma continuada con los inquilinos que no pagan a tiempo genera un alto nivel de estrés ya que impide tener una planificación de los costes derivados de la vivienda (hipoteca, gastos de comunidad, derramas, mantenimiento etc).

Políticas intervencionistas: En los últimos tiempos cada vez son más frecuentes las consultas en la inmobiliaria sobre las medidas intervencionistas que impone el Gobierno sobre su alquiler. Casos como la nueva ley de vivienda o el control de la subida del IPC genera una enorme incertidumbre entre los arrendadores que tienen alquilada su casa.

La tasa de rotación: tradicionalmente esta preocupación ocupaba el segundo puesto en la lista sin embargo la anterior le ha adelantado por temas de actualidad. Sin embargo tener una elevada rotación de inquilinos no es algo agradable para los propietarios ya que genera muchos gastos. Cuando un inquilino deja la casa, se debe volver a reacondicionar: pintar, limpiar, reparar desperfectos… Además de otras incertidumbres menos tangibles como la confianza del nuevo inquilino, si pagará bien y a tiempo o si cuidará del inmueble. Durante el tiempo que se va el inquilino antiguo y llega el nuevo la casa suele estar meses vacía por lo que no genera beneficios.

Problemas legales: Aprender todas las leyes que se aplican a los propietarios puede parecer una tarea abrumadora, pero nunca está de más conocerlas para evitar problemas legales. Contar con el asesoramiento de expertos inmobiliarios es otro de los motivos por los que los propietarios acaban decantándose por una agencia inmobiliaria para liberarse de preocupaciones.

Desalojos indeseados: Sin duda el gran temor de todo propietario es verse obligado a un desalojo forzoso. Ya sea por problemas de impago, de convivencia o por necesidad del piso, tener que desalojar a un inquilino es un proceso largo, costoso y lleno de estrés y preocupaciones. Desde La Casa Agency siempre aconsejan evitar tener que llegar a este punto y acordar con los inquilinos un acuerdo amistoso para abandonar la vivienda.

Okupación: Aunque aparece en el último puesto, se trata de un miedo al que todo propietario de una segunda vivienda está sujeto permanentemente. Un problema que afecta a muchas arrendadores en España y que ha experimentado un aumento en los últimos 5 años.

En definitiva, la gestión de una propiedad es una parte fundamental de ser propietario, pero no es una tarea fácil ni sencilla. Debes seleccionar a los inquilinos, cobrar el alquiler, atender las quejas, mantener a los inquilinos contentos y muchas más cosas.

Sin duda muchas de estas preocupaciones se liberan contando con un equipo gestor especializado y este es el motivo por el que cada vez más arrendadores deciden dejar su inmueble en manos de una agencia con experiencia y conocimiento. Aunque las preocupaciones no desaparecen, contar con profesionales con experiencia ayuda a disminuir el estrés que provocan todos los problemas derivados del alquiler de una vivienda.

Fuente Comunicae

Gracias por valorar este impulso!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Más info

aceptar