Categorías Impulso Empresa

Most Popular

Fellowes destaca la función de los purificadores de aire como medida de lucha frente al asma

/COMUNICAE/

Limpiar y purificar el aire en el trabajo, espacios públicos o en casa ayuda a frenar los síntomas perjudiciales del asma. Algunos de los síntomas más habituales para detectar esta enfermedad son las sibilancias, mucha tos, dificultad al respirar y una presión en el pecho

Según datos de SEPAR, las Asociación Española de Neumología y Cirugía Torácica en España el 5% de la población adulta y hasta el 10% de los niños y jóvenes españoles sufren asma. Una dolencia que afecta a las vías respiratorias en los pulmones que se ha convertido en la primera dolencia respiratoria en España.

Entre los síntomas más habituales destacan las sibilancias, mucha tos, dificultad al respirar y una presión en el pecho. Todos ellos se pueden tratar y controlar con medicamentos y una seguimiento médicos.

Desde Fellowes (www.fellowes.com), compañía especializada en el bienestar en el lugar de trabajo, explican que además de la farmacología, uno de las mejores soluciones para el cuidado de la salud contra el asma se refiere a la limpieza del aire. Los espacios con una buena calidad del aire son propicios para aquellos afectados por asma ya que tienen menos sustancias nocivas. Para ello los purificadores de aire se han convertido en la mejor solución que ayuda a minimizar los brotes de asma así como otros problemas que afectan a la salud de las vías respiratorias.

Consejos para prevenir el asma

  • Ayuda médica: sin duda lo primero que debe hacer una persona cuando siente alguno de los síntomas relacionados con el asma es acudir al médico. Este le realizará las pruebas necesarias y podrá diagnosticar el grado de enfermedad, los componentes más nocivos y la medicación necesaria.
  • Mantener un buen nivel de calidad de aire: ya sea en casa o en el trabajo, es fundamental mantener un óptimo nivel de calidad en el aire que se respira. Por eso desde la llegada de la pandemia han cobrado relevancia los sistemas purificadores de aire. Primero para luchar contra el virus pero además para mejorar la calidad del aire. Asma, polen, bacterias, virus, humo del tabaco, moho… son muchos los elementos novios que se pueden depurar con un sistema purificador de aire.
  • Conocer los elementos nocivos: es importante estar informado acerca de todo lo que puede generar un perjuicio a la salud y especialmente para el asma. Este problema no es sólo estacional de la primavera. Una mala calidad del aire se puede encontrar en ambientes laborales, domésticos o de ocio y por ello hay que estar prevenido. Cada día es más habitual encontrar medidores de calidad de aire en todos los espacios.
  • Atención a los virus: Existen algunos virus que atacan especialmente las vías respiratorias como el resfriado o la gripe. Para la población asmática, hay que tener especialmente en cuenta los efectos que pueden producir. Aunque es muy difícil evitarlos, la prevención con la purificación del aire que se respira puede ayudar a frenarlos.

Además de disponer de equipos purificadores de aire, entre las principales recomendaciones que aportan los expertos de Fellowes pasan por tomar medidas en el hogar como evitar objetos que acumulen polvo o que sean difíciles de limpiar para evitar ácaros, como las alfombras, peluches o libros. Mantener la limpieza en estas áreas es fundamental, tanto en suelos como paredes. También es útil utilizar aspiradoras con aspiradoras con filtro HEPA, para evitar levantar polvo que quede en suspensión.

En los últimos años, las ventas de purificadores de aire para uso personal han aumentado exponencialmente. Ya no sólo es una cuestión del cuidado en espacios públicos o laborales. Está demostrado que un sistema equipado con filtro HEPA ayudan a mejorar la salud, especialmente entre la población con dolencias del tipo asmático.

Desde Fellowes explican que para el tratamiento de esta enfermedad, el autocuidado es esencial porque sólo conociendo las causas y efectos del asma se podrá prevenir y evitar los peores efectos. El asma no se puede prevenir pero hoy en día no sólo con medicación sino también con el cuidado del aire que se respira se pueden minimizar los daños y los brotes que afectan a un gran número de la población.

Fuente Comunicae

Gracias por valorar este impulso!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Más info

aceptar