Categorías Impulso Empresa

Most Popular

Estado de alarma y la Ley de la Segunda Oportunidad según cancelatusdeudas.es

/COMUNICAE/

La normativa alumbrada durante el estado de alarma, ha sido muy profusa y ha afectado no solo a muchos ámbitos del derecho, sino también a la vida cotidiana de las personas


En el ámbito del tratamiento legal de las situaciones de insolvencia de empresas, pymes, autónomos y personas, también ha habido novedades legislativas, que en algún caso, desde ALIQUOTA ABOGADOS Y ECONOMISTAS SLP, consideran positivos y en otros, un mínimo parche para evitar el colapso de los juzgados con procedimientos de insolvencia, que, si no se cogen a tiempo, deriva en el cierre total de los negocios y empresas.

Respecto a las personas que quieran acudir a un acuerdo extrajudicial de pagos, con el fin de intentar la denominada Ley de segunda oportunidad, se observa una mejora en cuanto al acortamiento de los plazos, puesto que si se designa a dos mediadores concursales, y estos no aceptan en un corto plazo de tiempo (5 días), se permite acudir ya a la fase judicial para lograr la tan ansiada “cancelación de deudas”, en el caso de que se cumplan los requisitos para ello.

Por tanto, desde este despacho, se considera este acortamiento de los plazos de la fase extrajudicial como un punto positivo, puesto que la experiencia indica la poca efectividad de dicha fase, puesto que en el 99% de los casos, los acuerdos con los acreedores, son inviables, bien por la falta de pago de las personas, o por la oposicion de las entidades financieras y bancarias.

Si bien, se hace una lectura positiva de esta novedad legislativa en cuanto a los autónomos y las personas, no se puede hacer lo mismo en cuanto a lo regulado para las empresas. En este caso, se permite un alargamiento de los plazos obligatorios para presentar el concurso de acreedores, sin que ello suponga ningún beneficio para el empresario o para sus trabajadores, porque mantener artificialmente la vida empresarial no deja de ser una mera “patada para adelante”, y porque impide la adopción de las medidas necesarias para intentar la supervivencia de las mismas.

En todo caso, es importante un buen análisis de la situación económico financiera de empresas, pymes, autónomos y personas, para adoptar las soluciones que correspondan en cada caso concreto, y para ello, es imprescindible contar con un asesoramiento especializado en la materia.

Fuente Comunicae