Categorías Impulso Empresa

Most Popular

Consejos para elegir una cerradura de seguridad. Por BLOG CERRAJEROS

/COMUNICAE/

Consejos para elegir una cerradura de seguridad. Por BLOG CERRAJEROS

Si bien es cierto que el confinamiento ha reducido drásticamente la incidencia de actos delictivos, incluidos los robos en viviendas, no es menos cierto que las cifras siguen siendo importantes


Disponer de sistema de alarma, asegurarse de cerrar siempre la puerta, disponer de una puerta blindada o acorazada, son sin duda buenos sistemas para evitar robos e intrusiones. Pero puede que no se haya considerado otro elemento, más pequeño y menos llamativo, pero igual de importante: la cerradura de seguridad

Incluso con una alarma y una puerta reforzada, si la cerradura no es de buena calidad, un ladrón podría forzarla fácilmente y entrar en la casa.

De los datos sobre delincuencia recogidos periódicamente por el Ministerio del Interior se desprende que la mayoría de los robos (casi el 70%) se producen forzando la puerta principal. Por lo tanto, hay un porcentaje de alrededor del 20% que entran por la ventana. Por último, en el resto de los casos, los ladrones acceden sin forzar la puerta: los propietarios se han olvidado de cerrarla.

Por lo tanto, la seguridad en el hogar comienza con la puerta de entrada, la cerradura y el cilindro que se elija instalar.

Pero con tantas opciones en el mercado actual, ¿cómo se puede elegir la cerradura adecuada para cada necesidad?

Las cerraduras de seguridad no son una compra que se haga todos los días: suelen adquirirse durante la construcción de nuevas viviendas o la renovación de las existentes

Sin embargo, es una barrera fundamental para la protección contra las intrusiones no deseadas.

Si se está obligado a comprar o sustituir una cerradura, hay que recordar que en la elección de una cerradura se deben tener en cuenta una serie de variables como el tipo de puerta/ventana en la que se va a montar, la calidad de la estructura en la que encaja y el nivel de seguridad deseado. En resumen, no existe una cerradura única que pueda satisfacer todas las necesidades.

Por ejemplo, habrá que elegir una cerradura diferente si la puerta que se va a instalar es blindada, de madera o aluminio. Si la puerta es frágil o está dañada, será menos segura independientemente del tipo de cerradura que se instale.

Si se monta en una puerta frágil, incluso la mejor cerradura del mundo se vuelve inútil. Por ejemplo, hay puertas de garaje para viviendas fabricadas con una chapa tan fina que puede cortarse o deformarse fácilmente sin ni siquiera actuar sobre la cerradura.

Así que una primera sugerencia, en caso de duda, es pedir siempre consejo a un cerrajero cualificado, que después de inspeccionar y comprobar la situación de la entrada, las puertas y las ventanas, aconsejará cual es la solución más adecuada a las necesidades específicas.

Además de cumplir con las normas de seguridad y asegurarse de que la cerradura está correctamente seleccionada e instalada, un cerrajero instalador profesional también podrá aconsejar sobre cualquiera medida de seguridad adicional. Por ejemplo, rejas, caja fuerte, circuito cerrado de televisión etc.

Considerar el grado de seguridad y resistencia
Por lo general, sólo se utiliza un tipo de cerradura para las puertas interiores, cuyo grado de seguridad puede ser inferior al de la puerta y otras entradas exteriores (ventanas, garajes).

En cambio, las puertas y ventanas, que son puntos de acceso desde el exterior, requieren un mayor nivel de seguridad.

El robo de la puerta de entrada puede producirse forzando la propia puerta (por ejemplo, en el caso de una puerta no blindada) cuando el ladrón tiene prisa o está solo o es inexperto. Sin embargo, también hay ladrones más "evolucionados", que no se desaniman ni siquiera ante las puertas blindadas. Consiguen forzar la cerradura y entrar en la casa, utilizando varias técnicas de robo:

Ganzua en cerradura
La técnica del ganzuado se aplica a las cerraduras de doble paletón: el mecanismo de apertura se sujeta con un tensor y se introduce la llamada "llave búlgara", una llave "maleable" que se amolda a la forma interna de la cerradura. La misma técnica, con el uso de otras herramientas, se utiliza también con los cilindros.

Bumping
Otros utilizan la técnica del "key bumping", que también se aplica a las cerraduras de cilindro europeas más "modernas": se utiliza una especie de llave paspartú que se introduce en la cerradura y a la que se dan ligeros golpes con un martillo.

Rotura de cilindro
Otra técnica de robo común, utilizada con frecuencia en marcos de madera y aluminio, consiste en romper el cilindro, utilizando herramientas como un tubo de acero con cabeza intercambiable. La forma hueca del cabezal permite agarrar la parte del cilindro que sobresale del bastidor y, ejerciendo fuerza, romper y extraer el cilindro de su asiento.

Tipos de cerraduras: Pros y contras
A continuación, se presenta un resumen conciso de los tipos de cerraduras existentes en el mercado, con una breve descripción y pruebas de los puntos fuertes y débiles de cada una. Hay que tener en cuenta la importancia de elegir un cerrajero profesional par su instalación.

Cerraduras mecánicas
Es la clásica cerradura que se abre y se cierra con un movimiento mecánico accionado por una llave. La llave girada en la cerradura en una dirección hace que los cerrojos liberen la puerta, cerrándola; en la otra dirección la puerta se abre.

Pros:

  • No necesita pilas
  • Larga vida
  • Fácil de usar
  • Las versiones más nuevas pueden estar equipadas con una función de cierre automático: cuando la hoja de la puerta se acerca, se cierra con todos sus cerrojos.

Contras

  • Tecnología "anticuada"
  • Cambio de cerradura en caso de pérdida de llaves para las de doble paletón, sólo el cilindro para las cerraduras de cilindro

Cerraduras eléctricas
En el caso de las cerraduras eléctricas, que están conectadas por cables, un botón da un impulso eléctrico a la cerradura y la hace abrir. el ejemplo clásico es el "tirón" de la puerta. El impulso eléctrico también puede activarse mediante un teclado o un mando a distancia.

  • Sencillo y fiable
  • Larga vida útil
  • Fácil de usar
  • Función de cierre automático: la puerta se cierra con todos sus cerrojos cuando se tira de la hoja de la puerta

Contras

  • Más susceptible al desgaste
  • Cambio de cilindros en caso de pérdida de llaves

Cerraduras electrónicas y motorizadas
El sistema de apertura, siempre vinculado a la activación de un impulso, está integrado con conectividad wi-fi o Bluetooth, lo que permite controlar la puerta a distancia, a través de un smartphone, una tarjeta llave o un transpondedor.

Pros

  • Control de acceso
  • Integración de la domótica
  • Sustitución rápida de credenciales
  • Función de cierre automático: al acercarse a la hoja de la puerta, ésta se cierra

Contras

  • Uso de pilas
  • Conexión a la red eléctrica

Cerraduras magnéticas
Este tipo de cerradura es muy sencilla y requiere dos componentes básicos: un imán positivo y otro negativo. Uno se inserta en el interior del cerrojo de la cerradura, mientras que el otro se incorpora en la placa de cierre aplicada a la caja.

Pros

  • Desgaste mínimo
  • Fácil de usar
  • Funcionamiento silencioso

Contras

  • Poca fuerza de sujeción (sólo se puede utilizar en puertas interiores)

Fuente Comunicae

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Más info

aceptar